Conecta con nosotros
logo

Butaca Libre

Caperuzo y 6999 más…

Caperuzo y 6999 más…

Comparte en tu red social favoritaShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin




Mucho, demasiado diría yo, se está hablando de la afición en estos días. Lo que podría ser un debate normal se ha convertido en otra guerra, no tenemos suficientes ya, para encender más al propio aficionado, que como todos sabemos, necesita muy poco para quemarse. Pero hay un aficionado distinto a los demás, es el conde del funk, el duque del cool, el ayatolá del rock and roll.

Definir a la afición es bastante complicado, por no decir bastante complicado, pero es evidente que se ha tergiversado el debate. No he leído a nadie culpar a la afición de lo que está pasando, lo que está pasando es que estamos primeros en la tabla que es el objetivo de la temporada, y lo que yo leo es que la gente trata al equipo como si fuese sexto o más abajo aún. ¿Tiene explicación? Ninguna. ¿Lo enténdeis? Yo tampoco. ¿Os parece normal? Ahí está la clave: ¡¡SÍ!!


Ser exigente, el calificativo más empleado para buscar un excusa, no es pitar a un jugador al primer pase que falle, ya que el mismo jugador ha dado 20 pases buenos antes y dará 20 más el siguiente partido. O decir que un jugador saldrá en invierno, a las tres jornadas, y luego decir que será internacional como Kuki, por ejemplo. O que no teníamos equipo, cuando no estaba la plantilla terminada, y una vez confeccionada decir que tenemos un equipazo y que vamos a ascender, con el pito nos los follamos, y en diciembre volver a decir que no tenemos equipo. Ser exigente es bastante diferente y es evidente que yo no voy a decirle a nadie lo que tiene que hacer. Que cada cual saque sus conclusiones.


Confundimos también el debate con el tema de las críticas. Claro que se puede criticar, a los españoles nos encanta criticar, pero llega un momento en que se critica todo, hasta lo que no pasa, y la crítica ya se vuelve aburrida y desesperante. Criticar con criterio es lo correcto. ¿Hacemos lo correcto en nuestra vida? No. Así que nada va a cambiar. Lo único que pretendo es que os distraigáis unos segundos esperando a que hable del número uno.


El amigo Caperuzo. Un fenómeno. Omnipresente y con más contactos que Mar Flores. Es curioso que sea el único aficionado del mundo que se puede permitir ser del Murcia y del Cartagena al mismo tiempo, ya que se ha ganado el respeto de ambas aficiones. No siempre acierta, aún menos con el Madrid, pero siempre se moja en todos los temas y es sincero. Así que luego lo ponen verde en los desplazamientos. Ya sabemos lo que pasa cuando estás en el candelabro, ¿no? Su secreto, que pocos lo saben, es que está muy buen asesorado por sus colegas Quique y Wiro, que trabajan en la sombra. Cape necesita tuiter, igual que tuiter necesita a Cape, y no sería lo mismo sin él.


La moraleja de todo es que un solo aficionado puede ser muy influyente, como el amigo Cape, y si en Cartagena hay 6999 más, lo que tendríamos que hacer es utilizarnos en nuestro propio beneficio, no en estropearlo todo. Dulces sueños…

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Butaca Libre

  • Cerrando filas

    Comparte en tu red social favoritaFacebookGoogle+TwitteremailPinterestPrintLinkedin3 partidos. 2 de ellos en casa. 9 puntos....

  • Un máster

    Comparte en tu red social favoritaFacebookGoogle+TwitteremailPinterestPrintLinkedinPalabra de moda que nos lleva a la conclusión...

  • Colección Fantasy Adidas

    Comparte en tu red social favoritaFacebookGoogle+TwitteremailPinterestPrintLinkedinComo ya sabréis Adidas será el nuevo proveedor técnico...

  • Resiliencia y Efesé

    Comparte en tu red social favoritaFacebookGoogle+TwitteremailPinterestPrintLinkedinLos psicólogos entendemos por resiliencia la capacidad del ser...

cmvc970x90