Conecta con nosotros
logo

EfesistaApp

#QueSeAparten

#QueSeAparten

Comparte en tu red social favoritaShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin

Primero de todo aclarar que la imagen que encabeza el artículo no significa que el Cartagena FC pasara a ser Cartagonova FC y luego FC Cartagena. Que ya veo venir a más de uno. Aclarado esto, vamos a explicarlo todo un poco más en profundidad. Son ya muchas semanas dándole vueltas a si debía o no. Si era el momento o no. Y aunque quizá el momento no sea el más adecuado, creo que ha llegado el momento de poner a cada uno donde corresponde.

Sigue el rencor y las heridas abiertas en un pequeño reducto de la afición del FC Cartagena. Afortunadamente son sólo eso. Un pequeño reducto al que nadie apenas tiene en cuenta, pero que siguen removiendo la porquería cada vez que asoman el hocico por redes sociales.

Los que se autoproclaman salvadores del FC Cartagena siguen ahí. Al acecho. Y ante la más mínima, sacan a relucir su condición de salvadores de clubes. Hombres íntegros, con principios. Ahora verán ustedes como no lo son tanto, porque para ser mentirosos compulsivos se les olvida lo más importante: tener buena memoria. Y se la vamos a refrescar. Ellos sólo son los que pueden mirar de frente al FC Cartagena. Para ellos, y sólo para ellos, son los que evitaron la desaparición del FC Cartagena allá por Mayo de 2015. Ellos fueron los que, desde el sofá de casa rascándose la barriga con una mano y la otra en su smartphone, salvaron al FC Cartagena de la desaparición y evitaron una nueva refundación.

Sí, otra refundación. Algunos sois muy jóvenes y no lo vivisteis. Pero a otros, no se nos olvida todo lo que pasó y por qué pasó. Quien abandonó a quién y por qué. Y para que todo el mundo sepa, quienes son los del reducto, vamos a poner a cada uno en su sitio.

Antes del playout con Las Palmas B de la temporada 14/15 el Cartagena sólo había disputado una promoción por evitar el descenso a Tercera División. Corría la temporada 1994/95 con más pena que gloria y un club, el Cartagena FC, termina jugando la promoción por la permanencia frente a la U.D. Casetas. Se jugó a partido único en Cuenca y gracias a un gol de Antonio el Efesé evitó bajar a Tercera. No se me olvidará aquel partido ni aquel viaje. Tuve la suerte de conseguir al finalizar el partido la camiseta del portero César Gálvez, uno de los mejores aquella tarde y esa temporada. Pero el futuro del Efesé ya estaba más que escrito, incluso antes de jugar esa promoción. El club iba a bajar por las deudas en los despachos. Era inviable, igual que lo era este FC Cartagena hasta que aparecieron Belmonte y Breis y, después de aquel desafortunado conato de referéndum, decidieron seguir adelante con la deuda y el club actual. Pero esta historia reciente ya la conocemos, así que vayámonos a aquel final de temporada del año 1995 y principio de la 1995/96. Voy a intentar resumirlo lo mejor posible y para que se entienda.

Ante esa inminente desaparición del Cartagena FC se funda el Cartagonova FC y se compra la plaza del Balsicas en Regional Preferente. ¿Para qué? Muy fácil. Se veía que Cartagena se quedaba sin fútbol y a toda prisa Florentino Manzano y Carlos Conesa fundaron ese Cartagonova FC para que el paso de un club a otro fuera lo menos traumático posible. En la temporada siguiente, la 1996/97, comienzan la temporada en Cartagena en Tercera División el Cartagonova FC y el moribundo Cartagena FC, que se retiró de la competición en la jornada 5 después de empatar a cero en el Cartagonova con el Lorca CF. Pero ese Cartagena, el Cartagena FC, no desapareció. Simplemente dejó de competir el primer equipo, pero se mantuvieron las bases hasta categoría juvenil. Con el paso de los años, José Gómez Meseguer consigue inscribir un equipo senior del Cartagena FC en Primera Territorial. En esos años, el Cartagena FC llegó a ser filial del FC Cartagena, nombre adquirido por el Cartagonova FC de Florentino Manzano.

Y ahora que está todo más o menos claro alguno se preguntará ¿por qué en aquel entonces no se puso NINGUNA PEGA (repito… NINGUNA PEGA) a la posible desaparición, refundación o creación de un club nuevo como el Cartagonova FC para que la ciudad de Cartagena siguiera teniendo fútbol y, hace tres temporadas, casi crucifican Paco Belmonte y Manolo Breis por proponer algo parecido?. La respuesta es muy sencilla. Florentino Manzano, fundador del Cartagonova FC y dueño de todo el cotarro, SÍ era amigo de estos del reducto. Belmonte y Breis, no.

Poniéndome en la piel del lector seguro hay quien aun se pregunta… Ah, ¿Qué los que sacan pecho ahora de no querer matar al FC Cartagena son los que abandonaron a su suerte al moribundo Cartagena FC sólo porque el Cartagonova FC era cosa de su amigo Florentino Manzano? Pues sí. Qué cosas, ¿verdad? Estos son los mismos que ahora se permiten el lujo de repartir los carnés de buenos o malos aficionados. Los mismos que adoran y admiran al creador del famoso #QueSeAparten. Los mismos que una tarde de agosto, previa de la primera jornada de Liga descolgaron el teléfono para pedir cita (hora y sitio) para arrancarme la cabeza. O los mismos que usando las redes sociales se atrevieron a citar incluso a mi empresa explicándoles qué hacía, según ellos, en mi jornada laboral. Esos, los que ahora se regocijan y piensan que estamos aquí o hacemos radio todas las semanas porque hemos pasado por debajo de alguna mesa que otra. Gracias a Dios no le debemos nada a nadie y, si así fuera, sería al gran Javier Orive por descolgar el teléfono aquel día (mucho antes de que llegaran ByB a Cartagena) y contar con nosotros para hacer radio prácticamente a diario.

Que sigan dándose golpes de pecho o palmaditas en la espalda unos a otros. PERO LECCIONES, LAS JUSTAS.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más EfesistaApp

cmvc970x90