Conecta con nosotros
logo

Opinión

Aquellos maravillosos veranos

Como todos los años por estas fechas, las plantillas terminan de perfilarse y las pretemporadas llegan a su fin. Éstas, cada vez son más exóticas en los grandes equipos y se centran en aspectos empresariales. Con los ingresos y la promoción por bandera, lo cierto es que cada vez tienen menos de lo que de verdad importa. Poco fútbol y mucho marketing. En la otra cara de la moneda, las pretemporadas del fútbol modesto. Alejadas de toda esa vorágine de viajes, eventos y compromisos, los equipos se centran en coger tono físico, acoplar a los nuevos y adquirir todo aquello que esperan desarrollar durante la temporada.

En los meses de verano, vemos como los grandes del fútbol europeo marchan al extranjero a realizar sus stages de preparación. Real Madrid y FC Barcelona han acudido este verano a Estados Unidos y el Atlético de Madrid a Singapur e Italia. Además, la proliferación de torneos como la International Champions Cup o la Audi Summer Cup, en la que participan los equipos más relevantes del viejo continente, facilitan todo este trasiego. Mientras tanto, los modestos nos quedamos en nuestro lugar de origen buscando la tranquilidad necesaria para poder centrarnos en la pelota.

Dada ésta dirección que han cogido las pretemporadas de unos y otros, los grandes perjudicados -como no podía ser de otra manera- son el fútbol modesto y sus aficionados. Lejos queda ya la solera de los históricos torneos de verano. El Ramón de Carranza en Cádiz o el Teresa Herrera en la Coruña, dos de los torneos más antiguos que existen, cada vez encuentran más dificultades para cerrar sus participantes. Competiciones de verano cada vez más descafeinadas por el cariz internacional que están tomando las pretemporadas de los grandes.

Sin ir más lejos, por nuestra trimilenaria han desfilado equipos como el PSV Eindhoven o Real Betis para disputar el Carabela de Plata. Además, recuerdo no mucho tiempo atrás, ver a equipos como el Borussia Mönchengladbach pisar el césped del Estadio Municipal Cartagonova para disputar el olvidado Bahía de Cartagena. Torneo que, dicho sea de paso, el Real Madrid llegó a disputar en 6 ocasiones durante las 8 ediciones que estuvo presente dicho torneo en la ciudad portuaria. Qué veranos aquellos…

En la actualidad, está situación con los torneos nacionales es impensable. Difícil se me antoja imaginar al FC Barcelona o al Atlético disputando torneos veraniegos por la península o volver a ver en el Cartagonova al Real Madrid disputando un partido de preparación. Mucho deberían cambiar las cosas y es una auténtica lástima. El equipo modesto pierde la inyección económica que provoca el atractivo de enfrentarse a un todopoderoso y, sobre todo, el aficionado que no tiene la oportunidad de ver a los Zidane, Roberto Carlos o Raúl que, en aquellos maravillosos veranos, sí que pisaron el Cartagonova… ¡EFESÉ!

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión

  • ¿En qué estoy fallando?

    Buenas noches, soy Paco Belmonte Ortiz, presidente del FC Cartagena. Son las 4 de...

  • La vergüenza de Madrid

    En las últimas horas han salido numerosas acusaciones respecto a una de las medidas...

  • Veteranos contra noveles

    Veteranos y noveles, veteranos y noveles miran siempre tus laureles… En un “raro” sorteo...

  • Lamentos

    Hace ya varios meses, allá por octubre, recuerdo que tuve una conversación con un...

cmvc970x90