Conecta con nosotros
logo

Opinión

Que ruede ya el balón

  • Dubo

El pasado sábado finalizó una de las pretemporadas más controvertidas del FC Cartagena en la era Belmonte. Y no es precisamente porque se hayan obtenido malos resultados; ocho encuentros disputados, con un bagaje de cuatro victorias, tres empates y una única derrota, la cosechada ante el Hércules CF en el penúltimo partido de la pretemporada. Además, se ha dejado la portería a cero en cinco de los ocho partidos y el equipo sólo ha encajado cuatro goles por los dieciocho que ha anotado.

Pero el ambiente en torno al equipo desde que finalizó la pasada temporada está un tanto enrarecido. Hay un pequeño, casi residual diría yo, sector de la afición que se muestra cada día más exigente y crítico con todo lo relacionado con la dirección (sobre todo deportiva) del club. Sinceramente creo que a más de uno se le ha ido de las manos el personaje que se ha creado en redes sociales y ya comentan más buscando una reacción llamativa en redes que diciendo realmente lo que piensan, en definitiva, algunos han perdido un poquito el norte y hay unos cuantos (cada vez más, por desgracia) que les ríen las gracias y les siguen el juego. Llevo un tiempo pensando que las redes sociales son un peligro que si no sabemos controlar puede volverse en nuestra contra.

Cierto es que la reestructuración de la plantilla ha sido compleja debido al elevado número de entradas y salidas de futbolistas que se han producido (y que restan por producirse aún). Cierto es también que los jugadores del filial han jugado un papel importante para que se pueda llevar a cabo con éxito la pretemporada; lesiones, idas y venidas de jugadores y algún que otro tema extradeportivo están haciendo de este verano uno de los más “entretenidos” del último lustro. Pero de ahí a que alguno campe por las redes sin ningún respeto hacia nada ni hacia nadie hay un buen trecho.

Y es que, tras la tercera intentona consecutiva de ascenso fallida, desde la comisión deportiva del club se tomó la decisión de hacer borrón y cuenta nueva en cuanto a la plantilla se refiere. No sucedió así con un cuerpo técnico al que se le ha querido dar continuidad (creo que de manera acertada). Pero ese vestuario necesitaba un cambio de aires, un cambio de ambiente, y eso es lo que se ha producido. Y no es que los que había fueran malos jugadores, ni mucho menos; había una gran plantilla, con futbolistas muy válidos para la categoría, muchos de ellos triunfarán seguro esta temporada en sus nuevos equipos. Pero su etapa en Cartagena, por unas circunstancias u otras, estaba acabada. Los que toman las decisiones, que son los que más saben, así lo han creído conveniente y hay que respetarlo.

A mi parecer se ha mantenido una pequeña pero acertada base de jugadores de la pasada temporada. Sergio Ayala, Cordero, Santi Jara y Elady fueron algunas de las piezas más destacadas del Cartagena en el pasado curso, otros como Joao Costa, Josua Mejías o Moyita optaban a cotas más altas y no han podido volver a formar parte de la plantilla como era el deseo de B&B, aunque este último todavía tiene posibilidades de recalar en Cartagena, y yo no lo descarto.

Han llegado además jugadores espectaculares como Verza (que me parece un auténtico lujo para la segunda B) o Quim Araujo, se ha fichado al mejor portero del grupo 4 la pasada campaña, a un futbolista que ha jugado dos mundiales y a un delantero como Caballero que viene de varios años en superior categoría … y lo que queda por venir. No sé pero, o yo soy demasiado positivo, o a mí me parece una plantilla lo suficientemente ilusionante, a falta de darle los tres o cuatro retoques que le faltan para dotarla de fondo de banquillo. Cabe recordar para alguno con espectativas más altas, que el FC Cartagena milita en segunda división B.

En definitiva, este domingo empieza otra temporada, comienza un intento más de llegar al fútbol profesional. Yo estoy seguro de que volveremos a estar pelando por ello hasta el final. No sé vosotros pero yo estoy deseando volver a vibrar, a gritar, a sufrir, a reír y a llorar con mi equipo. Porque esto, señoras y señores, es el fútbol; un deporte en el que casi nada es lo que parece, en el que dos y dos casi nunca suman cuatro y en el que en un solo segundo pasas de la alegría más inmensa a la más profunda desolación. Esa es la magia del fútbol y es justo eso lo que nos tiene cautivados.

Que ruede ya el balón…

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión