Conecta con nosotros
logo

+Deporte

Bolos cartageneros: La Magdalena continúa la tradición con ‘pasando la bola’ entre generaciones

Por cuarto año consecutivo, la población de La Magdalena acoge a los alumnos de primaria del colegio comarcal Azorín, que agrupa a niños y niñas de Molinos Marfagones y de varias poblaciones de la zona oeste del campo de Cartagena, en el marco del proyecto ‘Pasando la bola’.

Este proyecto está promovido por la Asociación de Vecinos de La Magdalena con el apoyo de la Federación Regional de Bolos cartageneros y la Sociedad para el Desarrollo de Las Comunidades Costeras (Soldecocos) y la colaboración de las Concejalías de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Cartagena y la Junta vecinal municipal de Molinos Marfagones.

El proyecto ‘Pasando la bola’ pretende extenderse a todos los escolares del municipio y convertiste en una escuela permanente de bolos cartageneros, donde los veteranos boleros puedan transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones, para evitar la pérdida de este juego tan nuestro y que se siga practicando este actividad cultural y deportiva.

Desde el lunes 25 al miércoles 27, un centenar de escolares se han desplazado hacía la población de Cuesta Blanca, donde se inicia una excursión guiada por Soldecocos para conocer el medio rural de la diputación de la Magdalena, su patrimonio natural y cultural, los valores ambientales y tradicionales de nuestro campo. La primera parada es al pie de uno de los símbolos de identidad del campo de Cartagena, el Molino de la Tía Jarapa o de Los Frailes, donde Miguel Madrid, descendiente de varias generaciones de molineros, responde a las preguntas que le realizan los pequeños.

Algarrobos, almendros, aljibes, higueras, madrigueras, conejos, abubillas, ríos de lava y pedrizas sorprenden a los alumnos por el camino rural que lleva a La Magdalena; donde les esperan dos talleres paralelos: el ‘Juego de bolos cartageneros’, a cargo de Diego Segovia y Juan Martínez Fornet, miembros de la Federación Regional de Bolos Cartageneros, donde los alumnos, divididos en equipos de boleros, juegan una partida para ver quiénes son los mejores tiradores y practicar distintos tipos de lanzamiento y las reglas básicas del juego; y el de ‘Construye el molino de la Tía Jarapa o de los Frailes’, consistente en la elaboración de un molino con la plantilla de un recortable.

Al finalizar los talleres, se obsequia a los participantes con un cómic didáctico sobre los bolos cartageneros, obra de los dibujantes cartageneros Rogelio y Joaquín, acompañados por Irene Ruíz, concejala de Educación del Ayuntamiento de Cartagena, que han colaborado con la edición del mismo.

En este cómic ya figura ‘El Manillas’: primera escultura en homenaje al juego de bolos cartageneros, obra de los escultores José Antonio López Palazón y Juan Pedro Esteban Nicolás, que se ha encontrado expuesta en el Puerto durante varios meses gracias a la colaboración de la Autoridad Portuaria de Cartagena, y que ya se encuentra en su emplazamiento definitivo en La Magdalena junto al carril de bolos, que está esperando estar acondicionado para poder realizar un merecido acto de inauguración y homenaje a los bolos cartageneros y  sus jugadores veteranos.

Además, varios alumnos del IES Sabina Mora de Roldán-Torre Pacheco, con la ayuda de los veteranos boleros Francisco Zamora, Juan Martínez, Francisco Cegarra y Antonio Rupert; colaboraron con la AAVV de La Magdalena en un taller de acondicionamiento del carril de bolos. Uno de los objetivos de esta actividad es impregnar al alumnado de las tradiciones de su tierra, inculcando valores educativos, aprendiendo y colaborando en el arreglo de un campo de bolos.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más +Deporte