Conecta con nosotros
logo

Crónica Futsal

(4-5) Taffy impide la sorpresa de Plásticos Romero

Los de Guillamón recuperaron su mejor versión pero cuatro goles del brasileño dan la victoria a Inter Movistar.

Hace tiempo que la afición de esta ciudad corea un cántico que dice «Cartagena nunca se rinde». No sólo lleva una carga épica muy apropiada para la sinuosa historia de nuestros equipos sino que define a la perfección lo que el público pide a su equipo, en este caso, de fútbol sala. No recuerdo a los cartageneros exigiendo gloria ni excelencia, pero sí entrega. Por eso tras el partido contra Inter Movistar el público volvía a respirar aliviado después del trago de las dos últimas jornadas de liga donde la imagen no fue buena.  Salía todo el mundo con la cabeza alta del Palacio de los Deportes porque los jugadores demostraron que corre por sus venas algo de ese ADN cartagenero que les hizo darlo todo sobre la pista.

El escenario era propicio y no estuvo lejos el equipo de Guillamón de dar la campanada: Partido mediático con el mejor equipo del mundo enfrente; Aspil había perdido contra el Pozo, así que no había nada que perder. De hecho la «máquina verde» se plantó en la ciudad portuaria con más bajas de las esperadas (no estuvieron Jesús Herrero, Ortiz, Solano…) y no demostró ser quien es hasta el minuto dieciocho. Hasta ese momento el Plásticos Romero siempre había mandado en el partido. Plásticos Romero recuperó las virtudes que les llevaron al octavo puesto: seriedad defensiva, agresividad, buen posicionamiento, bien al corte y buena concentración en la mayor parte del encuentro.

Los locales se adelantarían a los cinco minutos con un cabezazo de Fran Fernández tras un precioso y milimétrico pase de Marcao. El portero brasileño, que sustituía al lesionado Raúl se convirtió en uno de los protagonistas del partido.

Y es que «Cartagena nunca se rinde» no es la única frase que va en el ADN cartagenero. «Cartagena siempre se complica la vida» también se podría aplicar, pero la verdad es que no quedaría nada bien cantado por la grada. A una noticia buena, le sigue otra mala: La magia del Palacio de los Deportes no es infinita y si Plásticos Romero llegaba invicto en esta cancha, los interistas se encargaron de romper esta estadística. Y es que el Palacio cuando luce a media entrada intimida mucho menos. No funcionó el día del club, si bien había muchos factores que no ayudaban: Partido televisado, horario matutino y coincidente en el mismo fin de semana que el derbi regional de fútbol. Muchos abonados no acudieron al encuentro a modo de protesta ante la política de precios (no por elevados, sino por el agravio comparativo con los no abonados).

No se puede permitir ningún equipo descuidar a su principal activo, que son los aficionados. Desde aquí hacemos un llamamiento para que cuando el Palacio abra definitivamente las puertas, entre todos seamos capaces de poblar al máximo las gradas y que la afición sea el jugador número seis en pista como ha pasado hasta ahora.

Sobre el parquet tampoco acompañaba la suerte: Los goles del Plásticos Romero siempre eran respondidos por los de Inter Movistar en un intercambio en que los Ricardinho y compañía tenían todas las de ganar. Rahali (tras gran tiro de Juanpi) y Jesús Izquierdo (tras una preciosa jugada individual) levantaron a un graderío que se lo empezaba a creer, pero Elisandro y Taffy daban la réplica y no dejaban al equipo de Juan Carlos Guillamón abrir brecha en el marcador cuando mejor jugaba.

Decíamos antes que Marcao estuvo en boca de todos. Primero por su celebrada renovación a lo largo de la semana, luego por su titularidad, más tarde por su asistencia… pero se ve que lo de «Cartagena siempre se complica la vida» trasciende fronteras. No estuvo acertado en algún gol, y el runrun en la grada ayudaba a extender la sensación de inseguridad en algunas acciones del brasileño, alternadas con otras paradas de auténtico mérito. Hubo un momento que cada uno contra uno de Inter parecía que iba a ser gol. Que Bruno Taffy, un actor secundario de lujo, iba a encontrar el hueco justo en cada balón que saliera de sus botas para encontrar la red.

Llegó el fatídico minuto dieciocho. El defensor le dio un imperdonable  medio metro a Ricardinho, que puso el balón al segundo palo para que Taffy (cómo no) lo empujara. Se ponía por primera vez el equipo de Jesús Velasco por delante y el gol se clavó como un cuchillo en los cartageneros. Hizo mucho daño antes del descanso y los jugadores cuando salieron del vestuario aún estaban anímicamente tocados. Tanto es así que encajaron el 3-5 en el primer minuto de la reanudación. Parecía la estocada definitiva, se había remado para morir en la orilla. La gente en la grada se miraba resignada,  pero este equipo tenía ganas de demostrar que lo que pasó en Santiago no se puede repetir, y tocaba recurrir al ADN: Este equipo no se iba a rendir.

Pasaron los minutos y ningún equipo acertó a mover el marcador a pesar de algunas ocasiones claras sobre todo por parte local. Tuvo que ser con portero jugador cuando por fin se derribara el muro de la portería ayer defendida por Álex. Vimos una evolución en el juego de cinco de los cartageneros. En esta ocasión era Juanpi el que hizo las veces de portero adelantado (y ojo, que podrá contarle a sus nietos que le paró un mano a mano a Ricardinho). También dispuso Guillamón en pista al joven Barón para jugar la superioridad, y la apuesta le salió bien. Barón está destacando mucho en el filial y se merece los minutos. Ayer lo demostró dando el pase del 4-5 a Ique entre una nube de piernas interistas.

No tuvo tiempo Plásticos Romero para más. Los madrileños respiraron aliviados con el pitido final, y los locales a pesar de no puntuar transmitieron de nuevo unas sensaciones que hacen al público recuperar la esperanza de luchar por entrar entre los ocho primeros: Las opciones de que ello ocurra pasan por derrotar a Gran Canaria y a Aspil en las dos próximas jornadas, que van a ser claves para decidir el puesto final en la liga regular del equipo cartagenero.

 
P.S.: Al final del partido Ricardinho, centro de todos los focos, intercambiaba su elástica con su amigo José Carlos. Lo que no deja de ser una anécdota permitió una foto para la historia; ver al astro portugués con la camiseta de Cartagena.
 
FICHA TÉCNICA

P. R. CARTAGENA: Marcao, Jesús, Juanpi, Rahali (A) e Ique. También jugaron: Barón, Attos, Casas, Drahovsky, Fernández y José Carlos. (Entrenador: J.C. Guillamón).

MOVISTAR INTER: Álex, Pola, Ricardinho, Elisandro y Gadeia. También jugaron: Bebe, Rafael (A), Daniel, Borja y Taffy. (Entrenador: Jesús Velasco).

ÁRBITROS: Rabadán Sáinz y Delgado Sastre (Col. valenciano)

INCIDENCIAS: Palacio de los Deportes: 1500 espectadores. Televisado por Teledeporte en directo.

GOLES: 1-0 5′ Fernández, 1-1 6′ Taffy, 2-1 9′ Rahali, 2-2 14′ Elisandro, 3-2 16′ Jesús, 3-3 18′ Taffy, 3-4 20′ Taffy, 3-5 21′ Taffy, 4-5 39′ Ique

 
Mejorpeor inter
 
A continuación la galería de fotos del partido una vez más gracias al gran trabajo de nuestro compañero @jsalidoFUTSAL.
 
[foogallery id=»7925″]

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Crónica Futsal

logo