Conecta con nosotros
logo

Opinión

Aketxes y Carrillos

Aketxes y Carrillos

Cartagena nunca ha sido una tierra de la que hayan emergido grandes futbolistas. Salvo excepciones, apenas ha habido nombres destacados en el fútbol español. Alfonso Melenchón, Juanmi o Héctor Yuste son algunos de los pocos que han conseguido triunfar en el fútbol profesional. Ojalá hubiera habido más pero la realidad es bien distinta. Hubo una hornada, no mucho tiempo atrás, en la que Arturo o Álvaro Muñiz consiguieron consolidarse en la Segunda B. Desde ahí, salvo Sergio Jiménez y alguno más, ninguno consiguió asentarse en el fútbol de bronce.

Esta carencia de jugadores cartageneros puede haber sido fruto de la nefasta gestión de las bases del FC Cartagena durante toda su historia. Algo que quiere cambiar la actual directiva. Hay intención de construir una ciudad deportiva en un futuro no muy lejano. Además, el fichaje de Javi Madrid como Director de Cantera es una apuesta segura para atraer el talento de la comarca al equipo albinegro. Algo necesario si el club quiere crecer.

En un club que aspira a todo como el FC Cartagena se hace necesario tener a los mejores futbolistas de la Segunda B. Jugadores que den un salto cualitativo a la plantilla, que marquen la diferencia. Elche, Mallorca y Extremadura ya demostraron la pasada campaña que contar con ellos te asegura más de medio ascenso. Santi Jara, Orfila o el propio Aketxe son jugadores top de la categoría que buscan dar el salto definitivo a Segunda A. Se ha hecho una importante inversión -siempre dentro de los límites presupuestarios- para que, junto con los que ya están, formen la columna vertebral del equipo.

Pero no todo van a ser primeros espadas. Se necesitan actores secundarios; jugadores que, sin tener un peso especialmente importante en el equipo, sean capaces de cumplir con su cometido. No será en ellos sobre los que recaiga el peso del equipo pero tan importantes son estos como los primeros. En Segunda B mucho se habla también de los llamados sub23. Que si son de relleno, que si deben tener nivel suficiente para ser titulares -si no, no hay plantilla para subir dicen algunos- o si simplemente están para cumplir el expediente.

El éxito de los grandes equipos reside en saber combinar a jugadores experimentados y a jóvenes con proyección. Mezclar Aketxes y Carrillos, ¿por qué no? Mirad a Adama, solo una desafortunada lesión evitó que ahora mismo no estemos hablando de un jugador importante del primer equipo. Además, hemos traído al entrenador idóneo para ello. Munúa pasó la temporada pasada en el Deportivo Fabril rodeado de chavales. Formándolos para el primer equipo y transmitiéndoles toda su experiencia. Confío en que no le tiemble la mano a la hora de dar oportunidades a los más jóvenes.

Y es que debemos empezar a mirar con orgullo a los chavales de Juan Lillo. Proyectos de jugadores que vienen apretando fuerte. En cualquier momento de la competición, estos chicos pueden salvar la papeleta e incluso hacerse un hueco en la primera plantilla. Para ello hay que hacerles creer que pueden llegar al primer equipo. Subirlos a los entrenamientos, darles minutos y confianza. Para foguear a un chaval de otro equipo, doy minutos a los míos. Y lo digo claro. Quiero más Carrillos, Mauros e lsmaeles los domingos a las 17h en el Cartagonova… iEFESÉI

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión

cmvc970x90