Conecta con nosotros
logo

FC Cartagena

Así es el Extremadura Unión Deportiva

Con un presupuesto muy superior al de anteriores campañas, el Extremadura Unión Deportiva partía como uno de los serios candidatos al título, en competición con los demás gallitos del Grupo IV. Sin embargo, las cosas no funcionaron durante la campaña regular para los de Almendralejo, que la acabaron cuartos, con 60 puntos, superando por goal-average particular al Melilla y habiendo tenido hasta cuatro entrenadores. 

A pesar de esto, los azulgranas no entraron en play-off de forma casual: fueron el equipo con más goles a favor de la liga. Hasta cincuenta y nueve tantos (1,55 por partido) fueron capaces de lograr. Defensivamente no han sido tan imponentes, ya que han encajado 38 goles, uno por partido.

Contrastan sus tremendas cifras como local con unas discretas como visitante. En el Francisco de la Hera han sumado 39 puntos (2º mejor equipo del Grupo IV tras el Marbella, con 34 goles a favor y 15 en contra). Sin embargo, fuera de casa han sido capaces de ganar tan solo 5 partidos y han perdido hasta ocho, con un balance global de 25 goles a favor y 23 en contra.

Los de la provincia de Badajoz han tenido una campaña movida en cuanto a los banquillos: hasta cuatro entrenadores distintos han llevado la manija del equipo. Juan Sabas dirigía al bloque en pretemporada, pero fue destituido poco antes de comenzar la competición oficial. Se hizo cargo del equipo Agustín Izquierdo, que se mantuvo hasta la jornada 9 con resultados dispares. Entró entonces Manolo Ruíz, que dirigió al equipo desde la jornada 10 a la 25. Le sucedió Rafael Martín Vázquez, que fue destituido a falta de dos jornadas para la conclusión de la liga y relevado de nuevo por Juan Sabas, que cerró el extraño círculo de preparadores.

Con el míster madrileño han llegado las buenas sensaciones: golearon 5-0 al Betis Deportivo en la última jornada de liga regular, sufrieron para pasar ante el Deportivo Fabril (2-1 y 3-2 en la prórroga con gol en el 116′) y lograron remontar un 0-1 en el Francisco de la Hera ante el Mirandés venciendo 0-2 en Anduva para lograr el pase a la final por el ascenso. Esto ha desatado la euforia en la localidad almendralejense, lo que provocará que el próximo domingo se registre un lleno histórico.

Datos y generalidades del Extremadura.

Los extremeños disputan sus partidos como local en el estadio Francisco de la Hera, situado a las afueras de Almendralejo, localidad de 34.694 habitantes. Tiene capacidad para 11.580 espectadores. El club posee 5.600 socios, un 16% de la población, lo que sin duda se trata de una cifra espectacular, la más alta en la breve historia (desde 2007) de este club. Esta temporada se instaló un césped nuevo, de alta calidad y adaptado al fútbol profesional, lo que impedirá que se repitan imágenes de años anteriores, cuando presentaba un estado nefasto.

Las dimensiones son francamente similares a las que presenta el Estadio Municipal Cartagonova. 105×69, exactamente igual de largo y un metro más ancho que el estadio cartagenerista, por lo que el fútbol puede funcionar francamente fluido.

Historia reciente del Extremadura.

Se trata de un equipo refundado de aquel legendario conjunto que llegó a jugar en Primera División. Esta es su tercera temporada en Segunda División B. En la primera, en la 2010-11, descendieron quedando decimonovenos. Lograron de nuevo el ascenso en la campaña 2015-16 y, el año pasado, sufrieron hasta el final para salvarse. Tras hacer una primera vuelta ridícula, una serie de fichajes acertados en el mercado de invierno y la llegada de Juan Sabas hicieron que el equipo se marcara un “rush” final irrepetible que provocó que acabaran decimoterceros.

Esta temporada, la del “solo para valientes” y la “apuesta extrema”, construyeron un grandísimo equipo que les metió en el play-off por primera vez, quedando en cuarta posición , aunque coqueteando durante gran parte de la temporada con las dos posiciones cabeceras.

Así ha ido la temporada para el Extremadura.

Desde el principio quedó claro que el equipo extremeño no iba a usar medias tintas en esta 2017-18. Juan Sabas fue destituido poco antes de comenzar la campaña oficial por discrepancias con la directiva y se contrató a Agustín Izquierdo.

El técnico lorquino comenzó con una serie de resultados irregulares y a la directiva se le acabó la paciencia en la jornada 9, después de empatar en casa 1-1 ante Las Palmas Atlético. En ese momento, los almendralejenses eran octavos, empatados con el Cartagena y a tres puntos del líder Écija.

El mensaje de Manolo Ruíz, segundo técnico de la temporada, caló rápidamente entre los futbolistas y los azulgrana comenzaron ganando sus dos primeros partidos con él de dirigente. Incluso lograron resultados espectaculares antes y después del parón navideño: cuatro victorias seguidas de las jornadas 17 a la 20 (5-2 al Badajoz, 3-0 al Mérida, 0-4 al Betis Deportiva y 3-4 al Córdoba B), que les auparon a la segunda plaza, a solo un punto del líder Cartagena.

Durante esta época, los de Almendralejo hicieron una gran inversión en el mercado de invierno: ficharon a Enric Gallego, máximo goleador de la categoría procedente del Cornellà y a José García, ex-osasunista que había firmado una gran primera vuelta en el Alcoyano.

Sin embargo, una derrota en casa (0-2) contra el Lorca Deportiva provocó una racha de cuatro partidos sin ganar y en la mente de la directiva comenzaba a meditarse una nueva destitución. No la solucionó otra contundente victoria en casa (4-0) frente al Écija, pues fue el momento que aprovecharon para cesarlo de su cargo y contratar a un nuevo míster, de características radicalmente distintas y sin experiencia en banquillos de este calibre: Rafael Martín Vázquez. En ese momento, andaban terceros, a tres puntos del Cartagena y cuatro por encima del Melilla, que era quinto clasificado.

La llegada del ex-madridista, lejos de suponer un revulsivo, provocó un ritmo sesteante en el que costaba sumar cada punto. Solo ganaron los azulgrana tres de los once partidos que estuvieron bajo su cargo, dando además unas sensaciones nefastas. La calma directiva acabó tras sufrir tres derrotas consecutivas y caerse del play-off en la jornada 36 al perder en Badajoz (1-0). En ese momento eran quintos, empatados con el Villanovense y Melilla, pero con el goal-average perdido con sus paisanos serones.

Juan Sabas cerró el círculo e hizo lo que parecía imposible cuando casi todos lo daban por perdido. Ganó los dos últimos partidos (0-2 al Mérida y 5-0 al Betis Deportivo) y, aprovechando el pinchazo del Villanovense en casa contra el Córdoba B (0-1) colocó al equipo en cuarta posición y lo clasificó para un histórico play-off de ascenso, donde ya han sido capaces de superar dos rondas y llegar a la final.

top

Resultados del Extremadura UD contra los equipos mejor posicionados en la liga y en las dos primeras eliminatorias de play-off.

El Extremadura UD ha competido mejor en casa que fuera contra los rivales de máxima entidad. En casa logró derrotar a Marbella, Melilla y Fabril, y solo perdió contra el Murcia y el Mirandés, siempre en los últimos minutos de partido. Además, empató contra el Cartagena.

Fuera de casa, sin embargo, solamente venció al Mirandés, empató en Melilla y Marbella y perdió en Cartagena, Murcia y A Coruña.

Plantilla del Extremadura UD.

El conjunto de Almendralejo presenta un plantillón que podría ser la envidia de prácticamente todos los equipos de la Segunda División B. Es una mezcla de jóvenes valores y de veteranos guerreros. La edad media de la plantilla es de 27 años, pero tienen a jóvenes valores como Lomotey, Álex Díez, Candelas o Jairo y también a jugadores más que experimentados en Segunda División B como Kike Márquez o Willy Ledesma.

Su máximo goleador es Enric Gallego. 29 tantos ha hecho en total el ex del Cornellà, habiendo hecho 11 ya en esta segunda vuelta con la camiseta azulgrada. El tanque catalán, de 31 años, es una amenaza continua para cualquier defensa. 10 goles ostenta Kike Márquez y 9 Willy Ledesma, reciclado para el final de campaña y en buen estado de forma.

El jugador que más minutos ha disputado es Manu García (3.195), el guardameta ex de El Ejido. Le sigue Alfonso Candelas con 3.071 (que ahora mismo no es titular) y Kike Márquez con 2.741 minutos.

Así juega el Extremadura.

11

Este fue el once del Extremadura contra el Mirandés en Anduva. Vía bdfutbol.

El Extremadura no es un equipo que proponga fútbol de toque. Su estilo es mucho más vertical: trata de robar lo más arriba posible para cederle el balón a uno de sus velocísimos y habilidosos extremos (Kike Márquez y Jairo) con el objetivo de que estos puedan conectar con los dos nueves, ambos corpulentos y buenos de cabeza. Enric Gallego es el más alto de los dos y maneja francamente bien ambas piernas. Además, su estado de gracia confirma que su gran temporada y media en el Cornellà no fue fruto de la casualidad. Por su parte, Willy es un auténtico guerrero: lucha cada balón hasta la extenuación. Tiene menos calidad que su compañero en la punta de ataque y bastante menos gol, pero su trabajo es encomiable.

En línea defensiva el guardameta titular indiscutible es Manu García. El ex alcoyanista, al que el año pasado el Cartagena batió en dos ocasiones, está en un buen momento de forma y tuvo intervenciones trascendentales en la última eliminatoria contra el Mirandés. Los cuatro defensas son el indiscutible Álex Díez como lateral derecho, Aitor, diestro que juega a pierna cambiada en el lateral zurdo debido al bajo nivel de Candelas en las últimas semanas y un centro de la defensa formado por el ex del Mérida Pardo y Borja García. Se trata de una defensa que es fantástica a balón parado, pero es un poco dura de cintura y ha tenido problemas durante la temporada contra delanteros rápidos y corpulentos: el caso más sonado fue el de Andrés Carrasco, pero también el melillense Yacine o el cartagenerista Aketxe han supuesto problemas importantes.

Su centro del campo en las últimas semanas lo están ocupando Lomotey y Zarfino. El ghanés es un jugador joven y corpulentísimo, un pulpo en el centro del campo y un baluarte a balón parado. Sin embargo, sufre a los costados y le cuesta recuperar la posición cuando la pierde. Zarfino, el uruguayo, es un centrocampista canchero de la escuela Tavárez. Bueno en acciones a balón parado (lleva 3 goles en play-off) siempre va al límite y prueba de ello son las 13 tarjetas amarillas y las dos rojas que ostenta.

Arriba, a los ya definidos Willy y Enric, se le suman el velocísimo Jairo, un zurdo de la cantera del Sevilla que explotó la temporada pasada en Melilla y en esta está reventando definitivamente. Algo carente de gol, es un driblador nato. Le pondrá las cosas francamente complicadas al lateral derecho del Cartagena. Kike Márquez, por su parte, es más que conocido. Mediapunta, en los últimos duelos con Sabas está cayendo a banda derecha, donde se aprovecha su calidad, pero se disminuye su presencia en el juego.

Entre los suplentes, súper nombres de la categoría como el delantero Airam Cabrera, el mediapunta Jesús Rubio, el segunda punta Carlos Valverde o el defensa Nico Delmonte. Un equipazo de nivel.

Comparación con el FC Cartagena.

Los números del Cartagena han sido superiores a los del Extremadura, como se muestra en el siguiente gráfico.

comparativa

Los extremeños fueron iguales en casa que los de Monteagudo, pero cayeron fuera de su estadio, donde sumaron once puntos menos que el Cartagena. Sin embargo, es curioso observar como su goal-average total es mejor que el de los albinegros

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más FC Cartagena

logo