Conecta con nosotros
logo

Opinión

Con el pito nos los f****mos

Fútbol control y pinganillos

En el mismo momento en el que la pelota entraba en la portería de Marc Martínez en el tanto  que suponía el 2 a 0, entraban también en mi móvil numerosas fotos y capturas mofándose de la dolorosa derrota del FC Cartagena en Murcia. Y eso me pasa por 2 razones: la primera es obvia, por bocazas. La segunda es menos obvia y casi que menos esperada, que mi equipo no ha dado la talla. Y ambas van entrelazadas. Yo, que confiaba a morir en los míos, me he envalentonado y he ido avisando a mis compañeros murcianos de lo que tocaba hoy. Pero mi equipo me ha dejado con el culo al aire, y me las he tenido que comer todas. Y como yo habrá 3.000 cartageneros más, o el doble, o el triple.

Y es que no se puede salir a la Nueva Condomina, o como diantres se llame ahora, viendo a 3.000 tipos de la ciudad a la que representas que se han desplazado a animarte, y que te hagan un gol a los 2 minutos de juego. No se puede salir en ningún campo, pero mucho menos en la Nueva Condomina, porque no es un partido más. No lo es para ellos, como así lo han demostrado durante toda la semana y en la merecida celebración, y ni mucho menos lo es para nosotros. Y todo empieza a tambalearse cuando, pese a las humillaciones públicas del histórico rival, nos dedicamos a poner la otra mejilla (por no poner la parte del cuerpo que estáis imaginando) haciendo el pasillo. Grave error de la doble B y una patada en el estómago a tu propia afición.

Y es que la que realmente sufre en un partido así es la afición de Cartagena, la que ve que el rival se vacía en el campo mientras ve a los suyos deambular. La que ve jugadores sin alma, exceptuando a Carlos David, en un equipo que se había llenado de capos en sus filas. La que va a tener que aguantar una semana, o una vuelta entera, las mofas de sus compañeros, amigos o enemigos murcianos.

En fin, hay que pasar página y ya sé que somos líderes, pero lo de hoy duele mucho. Somos mucho mejor equipo que ellos, pero eso hay que demostrarlo en el campo. Pasaban los minutos, en la horripilante segunda parte del equipo y solo me acordaba de Benito Floro y la bronca que le costó saltar por los aires del banquillo del Real Madrid. Y es que casi todas las frases de esa bronca, tendrían cabida hoy en el vestuario del FC Cartagena.

– ¿Dónde están esos coj****  y la calidad y las ganas de jugar?

– …Poniéndolos, poniéndolos y nada más, y lo demás son tonterías.

– ¡Joder, que sois el Real Madrid, hijos! Un montón de almas, un montón de cariño….está en vosotros..¡qué coj****!¡Sufrir, me cago en D***! ¡Ganar el partido sin excusas!

-¿Cómo puede ser uno jugador y no llegar al remate sufriendo? ¿Cómo puede ser uno jugador y no anticiparse…? ¡Me cago en D***!

– ¡Con el pito nos los fo***mos nosotros! ¡Con el pito!

– ¡Dios! No os da vergüenza? ¡Me cago en D***!

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión

logo