Conecta con nosotros
logo

FC Cartagena

El FC Cartagena 19/20: una temporada para la historia

historia

La temporada 19/20 ha quedado marcada para todos por la crisis del Covid-19, pero para el FC Cartagena pasará a la historia como la temporada en la que por fin se consiguió el ascenso por el que tantos años llevaba luchando.

Tras caer por tercer año consecutivo en el play off de ascenso a Segunda, al Cartagena le tocaba nuevamente rehacerse para estar una temporada más en la lucha por el ascenso. Le dieron continuidad a Gustavo Munúa en el banquillo, mantuvieron jugadores importantes como Cordero, Santi Jara o Elady, siendo este último el más difícil de mantener ante las mareantes ofertas de diferentes equipos.

El mercado de fichajes fue muy productivo para los albinegros, llegando jugadores de la talla de Marc Martínez, Verza, Carlos David o Fucile, pero la sorpresa vino con los sub23 que a lo largo de la temporada han dado un rendimiento superlativo.

El arranque de temporada no pudo ser mejor para el Efesé, siendo una fortaleza infranqueable que sólo recibió 2 goles en las primeras 12 jornadas ligueras. Al gran nivel defensivo de los de Munúa se le sumó la irrupción de jugadores como Carrasquilla, cuyo poderío físico le hizo trascendental en el centro del campo del Cartagena, o William de Camargo, jugador que vino en principio para el filial pero que con su descaro y verticalidad se ganó la titularidad en el primer equipo.

Además, el nivel superlativo del centrocampista panameño, que llegó cedido por el Tauro FC, obligó al Cartagena a cerrar un histórico traspaso por 350.000€, firmando a Carrasquilla hasta 2025 y adelantándose a diferentes clubes de Primera que seguían sus pasos.

Pero no todo lo importante es lo que pasa sobre el césped. En septiembre nació el FCC Business con el objetivo de juntar un gran número de empresas locales cuya aportación económica se destine a diferentes fines solidarios. Casi 200 empresas se han unido a esta iniciativa, cuya Zona Business se sitúa en el Fondo Sur Bajo del Cartagonova, y se han logrado grandes hitos como el amistoso frente al FC Barcelona para recaudar fondos y ayudar a los damnificados por la DANA de septiembre.

LA MARCHA DE MUNÚA, UN PUNTO DE INFLEXIÓN

Con las vacaciones de Navidad llegó la sorprendente noticia del adiós del técnico uruguayo Gustavo Munúa, quien tenía una cláusula por la cual quedaba libre en caso de que tuviera una oferta de Club Nacional de Football. Le sustituyó Borja Jiménez, con la difícil misión de igualar lo que estaba haciendo el Efesé hasta el momento: continuar como líder del Grupo IV.

En el mercado invernal se fueron Fucile y Rodrigo, y llegaron Johannesson, Berto Cayarga y Vinicius Tanque el último día de mercado. El nuevo Cartagena de Borja Jiménez comenzó con una victoria en Mérida, pero le costó varias semanas encontrar la regularidad y adaptarse al nuevo estilo de juego.

A pesar de las dificultades, con el paso de las jornadas comenzó a verse un Cartagena más identificado con la idea de juego que buscaba Borja. A ello se le sumó la potente irrupción de Vinicius Tanque, quien 2 semanas despues de su fichaje y tras arreglar toda la documentación pertinente, pudo debutar con la albinegra de forma inmejorable, marcando 2 goles en 2 jornadas consecutivas y aportando una gran sensación de peligro en ataque.

CÓRDOBA, EL MOMENTO CLAVE DE LA TEMPORADA

Cuatro jornadas antes del final el FC Cartagena perdió el liderato en favor del Marbella FC. Sin embargo en la última jornada antes del parón por la crisis del Covid-19 el Efesé logró una extraordinaria victoria ante el Córdoba CF en el Nuevo Arcángel, dominando el encuentro de principio a fin, firmando posiblemente el mejor partido de la temporada y recuperando el liderato del Grupo IV tras el pinchazo del Marbella esa misma jornada, proclamándose posteriormente campeón del Grupo IV.

Ante la incertidumbre que produjo el parón en el mundo del fútbol la fórmula que aplicó el Cartagena fue la que Borja Jiménez aplicó desde su llegada: dar normalidad en todo momento. Y así, en silencio y trabajando conforme a las normas marcadas por el Gobierno y la RFEF, el Cartagena se preparó durante varias semanas para el trascendental choque frente al Atlético Baleares.

El domingo 19 de julio fue el día marcado en rojo en el calendario del cartagenerismo, el día en que los albinegros podían volver a disfrutar de la gloria. Sin embargo no fue el día imaginado por nadie, y es que tras un largo y aburrido partido, prórroga incluida, tocó decidirlo todo desde el punto de penalti. 50 locos animaban desde las afueras de La Rosaleda sin descanso, mientras otros 8.000 esperaban con agonía desde Cartagena el desenlace de una tanda de penaltis que casi llegó hasta la 01:00h de la madrugada.

Finalmente el partido tuvo un final feliz para los albinegros, que lograron el ascenso a Segunda tras el penalti fallado por Sam Shashoua y la extraordinaria parada de Marc Martínez en el penalti definitivo. Se puso así fin a una larga travesía de 8 años por el fango de la Segunda B y el broche de oro a una temporada que pasará a la historia para todo el efesismo no solo como la temporada del Covid-19, sino también como la temporada de uno de los ascensos más celebrados en la historia de Cartagena.

Juan Antonio Acosta Navarro, para Grada 3 y Efesista.es de Efesista App.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más FC Cartagena

logo