Éxtasis en la rambla de Benipila

De entre todos los términos que incluye la extensa lengua española, no se me ocurre otro que defina mejor y de forma más gráfica ese subidón que se siente cuando tu equipo marca el gol de la victoria en los últimos instantes del encuentro, sin dar opción de réplica al equipo rival, y en tu propio estadio, con miles de gargantas celebrando al unísono una alegría común. Éxtasis. Orgasmo, quizás. Que cada cual elija el que más le guste.
Pues de esos llevamos dos seguidos en el Cartagonova, y no está de más recordarlos y recrearnos en ellos, pues no sabemos cuándo volveremos a disfrutar de algo así. El primero contra el Sanse, cuando Delmás, disfrazado de Cafú como sabe hacer en sus buenos partidos, puso un centro medido a la cabeza de Ortuño para que el yeclano rematara de forma impecable y pusiera el 1-0 en el marcador. Y para casa. El segundo cuando, de nuevo «desatascos» Ortuño, imaginó una asistencia magnífica entre líneas para que nuestro killer, RC7, perforara la meta del Lugo con un zurdazo espléndido que supuso el 2-1 para desatar de nuevo la locura en la parroquia albinegra. En este caso quedaban algunos minutos todavía, pero el marcador no se movió.
Ahora vienen tiempos difíciles, con dos salidas consecutivas para poner a prueba la asignatura pendiente de este Cartagena de Carrión, que no es otra que encontrar en casa ajena el juego y la entrega que acostumbra a mostrar en casa propia. Si damos ese paso, vamos a disfrutar mucho esta temporada.
Y si no, pues tocará tirar de nuevo de épica en casa, agarrarnos al hecho de hacer morder el polvo a todo aquel que visite el estadio municipal, para soñar con seguir en el fútbol profesional otro año más. Y hacerlo, por qué no, en el último suspiro del partido decisivo, para hacer temblar de nuevo los cimientos del Cartagonova, provocando el éxtasis en la rambla de Benipila.
Artículo de David Albaladejo
l5gK6a7l

Sobre Butaca Libre

Comprobar también

Curva Vickers

Vuelven los bombos al Cartagonova

El 30 de octubre frente al Granada fue el último partido en el que entró …

rincondedubo

Valor, amor y cicatriz

Siete jornadas sin ganar lleva el FC Cartagena. Siete jornadas que podrían haber sido más …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!