Fútbol control y pinganillos

Fútbol control y pinganillos

Será la edad, será la relatividad de las cosas o será que estoy pendiente de otros menesteres más emocionales. El caso es que ya no disfruto tanto con el fútbol, pese a que lo sigo intentando. Me siento delante del televisor (¡qué remedio!) y tengo que reconocer que me aburro. Que me aburra viendo cualquier partido de primera pues es lo que viene siendo que me da igual. Pero cuando me siento a ver a mi equipo jugar y me termino aburriendo y desesperando es lo que me tiene un poco mosca.

Hemos llegado un punto en el fútbol profesional en el que solo falta ver a los jugadores con pinganillos, al estilo de las escuadras ciclistas en el Tour, Giro o Vuelta. Y ya vamos viendo estos años dónde ha quedado la determinación de los ciclistas por los malditos pinganillos.

Tanto se quiere controlar todos los aspectos de un partido, tantas instrucciones antes, durante y después se le están dando a los futbolistas, que se les está privando de lo que mejor, en teoría, saben hacer, jugar al fútbol.

Me siento ante el televisor y veo un equipo, ideado entre unos ramalazos guardiolanos de fútbol control sin más uso de la pelota que mantenerla, junto a unos ramalazos cholianos de aprovechar las ocasiones casi sin llegar al área, con el que me aburro. A veces me acerco a la tele a ver si veo los dichosos pinganillos.

Antes de que me empecéis a llamar imbécil, atontao y adjetivos calificativos semejantes, he de decir que sé de dónde venimos y sé lo que ha costado llegar hasta aquí como para pedir diversión. Ya sé que lo importante es mantenerse y cuando llegue la última jornada celebraremos mantenernos en este bendito fútbol profesional, y esta opinión quedará en el olvido o, en el peor de los casos, alguien me la recordará diciéndome listo. Pero, volviendo al principio, me siento a divertirme y en el proceso hasta la consecución de la permanencia, no lo estoy consiguiendo.

No digo que haya que ir al RCDE Stadium y pretender darle un buen revolcón al mejor equipo de la categoría, pero en un partido como el del otro día, ante un recién ascendido como tú y en horas muy bajas, me hubiera gustado ver a mi equipo querer ser protagonista, con intención de agredir deportivamente al rival, yendo a por él, creando ocasiones, llegando al área, queriendo ganar desde el minuto 1. Hay partidos para esperar al rival e intentar aprovechar alguna ocasión, pero no debería ser que domingo tras domingo ese sea el plan.

Al menos espero que ese plan nos permita conseguir los puntos necesarios para la permanencia y que algún tuitero se acuerde de mí al final de temporada al ritmo de …¿te diviertes, listo?

Sobre Raúl Rubio

Comprobar también

aficion cartagena despide equipo 5 g

Afición, despacito y con buena letra

Lo he dicho alguna vez, los albinegros se caracterizan por su amor pasional e incondicional …

unnamed

Llegará la «BREIS-TORMING»

Ha comenzado Agosto, mes en el que todo parece que va algo más lento. Mes, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!