Conecta con nosotros
logo

Jimbee Cartagena FS

Jimbee Cartagena destroza a Córdoba (6-0)

lucao 2

Partidazo con todas las letras en el Palacio. Los cartageneros fueron superiores desde el primer segundo al último y no tuvieron piedad de unas califales que no encontraron la manera de rascar algo de la Trimilenaria. Chemi volvió a la titularidad y además de no encajar gol, hizo hattrick, anotando las tres veces que disparó desde su propia portería. Marinovic con dos dianas y Jesús con una, cerraron la goleada.

La declaración de intenciones de los meloneros se vio nada más comenzar el encuentro. Avellino se anticipó a Saura, se la dio a Solano en largo y este al segundo palo para Juanpi que no llegó por muy poco. Primera posesión y se rozó el uno a cero. La presión de los locales era asfixiante y a los pocos segundos Solano consiguió girarse y armar la derecha, pero su disparo lo sacó prieto.

El acaso y derribo de los de Duda en los primeros compases estaba siendo de manual y de nuevo el gol se mascó en una triple ocasión a latigazos de Avellino, Juanpi y Andresito, contestando Prieto a los tres. El meta de los cordobeses sacó a pasear y de que manera sus reflejos. Jimbee mandaba sobre el parqué, aunque los cordobeses dispusieron de una muy clara a balón parado tras un error de Solano en la dejada de suela que obligó a Mellado a hacer falta para cortar la contra. El de Blanca recibió la amarilla. En la finalización de la infracción, Jesulito le pegó con todo y Chemi salió al rescate de los suyos.

Recién pasados los cinco minutos de partido, Jesulito sacó bajo palos un chut raso de Mellado. Después, y en un rebote tras chut de Franklin, Waltinho no atinó y le dio al aire cuando se encontraba totalmente solo. En la siguiente acción, el ocho disparo desde la media distancia y de nuevo Prieto repelió el intento del brasileño. Los de Josan estaban sufriendo atrás y el gol de Jimbee Cartagena se veía venir y así fue. La pizarra de Duda volvió a escena y en una estrategia llevada a cabo a las mil maravillas, Jesús la colocó inalcanzable para Prieto.

Justo en el ecuador, Marinovic tiró de casta y coraje para robar la bola y Fran buscó la picada por encima de Prieto, adivinándole este último las intenciones al de Abanilla. El croata obtuvo su premio de la actuación defensiva anterior y anotó el dos a cero en el once. El tercero pudo llegar en una oportunidad que se fabricaron Andresito y Lucao en una gran pared que acabó con el zurdo encontrándose con el muro Prietro. El arquero de los califales estaba de dulce y lo volvió a demostrar rechazando otros dos tiros de Andresito y Marinovic. Un Andresito que vio como de nuevo se le resistía el gol en dos intentonas más, pero es que el meta madrileño lo estaba sacando todo.

Los de verde espabilaron un poco y en una jugada de pillo por parte de Chemi, que vio como Prieto volvía hacia su portería después de haber salido para jugar de cinco, se la puso rápido al pie y de campo a campo subió el tercero al marcador. En los tres minutos restantes, Josan siguió apostando por el portero jugador para recortar distancias, algo que no pudo ser debido a la gran defensa de los de la Trimilenaria, que relaizaron una primera mitad para enmarcar y en la que si no es por Prieto, la ventaja sería de algún gol más.

La segunda parte empezó igual que la primera. Un gran movimiento entre líneas de Avellino, que dejó pasar por debajo de las piernas el esférico con mucha inteligencia, sirvió para que Juanpi se la dejase a Solano para empujarla. Al veinte se le quedó la pelota un poco alta de más y en la segunda jugada, el argentino volvió a aparecer y con todo a su favor, su cabezazo se marchó rozando el palo. El que también tuvo poca suerte fue Andresito y cuando hasta el mismo cantaba gol, no impactó bien con el esférico y este se fue desviado. Dos consecutivas para empujarla erradas incomprensiblemente.

Los visitantes no veían la forma de acercarse al área de Chemi y la única solución que encontraban eran los disparos desde la larga distancia. La intensidad defensiva de los de la Portuaria estaba siendo de matrícula de honor. Y que cierto es eso de que la mejor defensa es el mejor ataque, porque a raíz del gran trabajo y sacrificio atrás llegó el cuatro a cero, obra de Marinovic en el veintisiete.

Los andaluces sacaron de nuevo portero jugador faltando todavía once minutos para el final y el larguero a trallazo de Boyos evitó el cuatro a uno. Y del primero de Córdoba a la manita y con otra diana de Chemi, que de nuevo no se lo pensó y con ese guante que tiene en el pie derecho, hizo su doblete. Al del Puerto de Mazarrón no le bastó con eso y en la siguiente que pudo disparar, volvió a perforar la portería de Prieto y como mínimo ya se había ganado el balón del partido. Hattrick, seis a cero y gran actuación bajo palos.

El seis a cero se quedo fijó en el electrónico del Palacio y Jimbee Cartagena sumó su tercera victoria en liga, las tres en casa y en cuatro jornadas disputadas como local. La siguiente cita, en Torrejón frente a Movistar Inter.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Jimbee Cartagena FS

logo