Conecta con nosotros
logo

FC Cartagena

Los brasileños, con suerte dispar en el Efesé

 
Ayer por la mañana, el FC Cartagena anunciaba la llegada de Igor Paim, mediapunta brasileño que ha firmado por dos años tras acabar contrato con el Rampla Juniors, de la Primera División uruguaya. Su fichaje pilló por sorpresa a todo el mundo, ya que si bien se aventuraba la llegada próxima de un sub 23 (Juan Moreno, extremo diestro del Atleti B), nadie se anticipó de la llegada del joven brasileño, un completo desconocido para prácticamente todos los aficionados albinegros.
No ha sido muy común ver a jugadores de Sudamérica vistiendo la camiseta albinegra en los últimos 10 años, de hecho tan sólo 11 jugadores lo han hecho (la mayoría, brasileños, un total de 5). Al contrario de lo que suele ser normal en la mayoría de clubes españoles, que suelen contar con un par de futbolistas sudamericanos en sus filas. Sin embargo, suelen ser jugadores del gusto de la afición cartagenera, por esa sangre caliente que suele caracterizar a los individuos de dicha zona del globo terráqueo.
Un brasileño que pasó con bue pie por Cartagena fue el bueno de Addison, uno de los héroes de Alcoy de la plantilla que consiguió el ascenso en 2009. Comenzó la campaña con un rol protagonista, pero con la llegada de Paco Jémez pasó a ser el ‘jugador número 12′, el experto en revolucionar partidos. Acabó la temporada con 9 goles en 35 partidos disputados, 5 de esos tantos fueron partiendo desde el banquillo. Como casi toda la plantilla del ascenso, no fue considerado para seguir en Segunda.

2012 01 08 IMG 2012 01

Botelho, junto a JIM, uno de sus máximos valedores (FOTO: EFE)


El siguiente, ya en Segunda División, fue Pedro Botelho. Lateral zurdo extremadamente habilidoso, que levantaba de sus asientos al Cartagonova cada vez que se echaba una pelota en largo por su carril. A pesar de que fuera del campo tenía un comportamiento no del todo disciplinado, realizó una buena campaña, terminando con 4 goles en 39 apariciones, que le dio un ticket a Primera División para jugar con el Rayo Vallecano.
Ya en la temporada del descenso dos futbolistas del país de la samba se iban a enfundar la albinegra. El primero llegó en verano, Clêber Monteiro, pivote defensivo procedente de la 1ª División portuguesa, afamado por haber disputado recientemente la Europa League con su equipo. Apenas estuvo unos meses en Cartagena, su fichaje fue un fiasco, tan sólo disputó 504 minutos repartidos en 11 apariciones, antes de volverse a Brasil. En invierno llegó Schmöller, central/pivote procedente del Brasiliense. Su estancia fue, cuanto menos para olvidar, sólo entró en 5 partidos en un equipo destinado a ser castigado con un descenso a 2ºB.
Ya de vuelta en la categoría de bronce, dos han sido los brasileños que han estado enrolados en la disciplina cartagenera. El primero, Gladestony, cedido durante 6 meses por el Estoril portugués. Muchos ni recordarán su cara, ya que disputó la ‘friolera’ de 54 minutos, repartidos entre 4 intervenciones. En la 2016/2017, Monteagudo tuvo que tirar del filial para completar sus convocatorias debido a la cantidad de bajas en la parcela ofensiva, reclutó a Renato da Silva, uno de los más destacados, llegó a debutar en La Línea jugando 17 minutos. Unos pocos meses después, se anunciaba que firmaba por el Real Murcia, donde no ha tenido oportunidades con el primer equipo.
Veremos qué le depara el futuro a Igor Paim, mediapunta de 20 años que salió anoche desde tierras brasileñas en dirección a España, para incorporarse en las próximas horas con su nuevo club.
 

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más FC Cartagena

logo