Conecta con nosotros
logo

Butaca Libre

Me niego a que esta sea nuestra suerte

Me niego a que esta sea nuestra suerte

El mundo se detiene, se hace el silencio en la grada, los jugadores por los suelos, oigo mi corazón acelerado, no puedo mirar más al campo.

Voy volviendo en sí, tras 10 segundos de shock, no soy el único, las caras son un poema, el silencio invade nuestros corazones, recuerdo a Pombo y llorar mucho, esto no puede estar pasando nuevamente, suena el teléfono, mi hijo con siete años me llama llorando como una magdalena, no sé qué decir, no sé qué hacer. La rabia y la impotencia recorren todo mi cuerpo, cada músculo está tenso, veo la cara de Raúl, Simón y Manu, parece que están como yo. Giro La cabeza y veo a Ricardo sentado y cabizbajo, consigo levantar la vista, mirar al campo, y veo a un cartagenero, Sergio Jiménez detrás de un número 8 que se acaba de reír de toda la grada lateral.

El árbitro pita el final, veo a Pelelinho llorando, eso me jode más que nada, no puedo hacer nada para ayudarle, no me sale la voz del cuerpo,  niños llorando, no tan niños llorando, el silencio invade nuestra grada, de fondo se oye ruido, levanto la cabeza, la afición del Rayo celebra su ascenso, como es lógico. Aparece Aketxe en escena, levanta a Moussa del suelo agarrándolo de la pechera, el vasco hace que me lata el corazón nuevamente, levanta a más compañeros, ¡sus cojones! Aparece Paco, destrozado, animando a la grada, parece que a él también le ha jodido y mucho.

Empezamos a salir, la parte trasera del Cerro del Espino es un funeral, se oye el ruido de la tierra bajo nuestras deportivas y más de un sollozo, da hasta miedo, unas 1000 o 1200 personas cabizbajas y sin ganas de hablar.

Nos vamos a comer, sin gana, apenas hablamos, quiero estar solo. ¡Qué comida más amarga Raúl!

En el coche silencio sepulcral, no hay ganas de hablar, sólo Pelelinho y su tablet se escuchan.

26 putos segundos!!!!!! Es nuestro sino!!

Pero no, esto no puede acabar aquí, a toda una generación nos han vendido que ser del Efesé, es vivir penurias, y batacazos, yo me niego a que la Efesemanía viva con esto, los jugadores empiezan a escribir en RRSS y sus mensajes son positivos, ellos creen, a más de uno se le abren los ojos, esto no acaba aquí, quedan 4 partidos para poder alcanzar un sueño, nadie nos ha dado un baño, llevamos un equipazo, sólo un golpe cruel nos ha hecho tener que alargar el tiempo, no seamos nosotros los que dejemos de creer ahora.

Toca ser el jugador número 12, toca dejar de centrase en Monteagudo, Zabaco, Paco y Manolo o en la afición. Ahora toca resetear, olvidar este mal trago y levantar del suelo más fuertes que nunca, apretando los dientes, notando como la energía recorre el cuerpo y siendo conscientes de que el partido del año primero será contra el Celta B y el siguiente una incógnita. Tal y como dice un proverbio chino, “Si te tiran siete veces, levántate 8”. Es lo que toca, es lo que hay, hemos perdido una batalla, pero no la guerra, tocábamos el ascenso con la yema de los dedos, pero se nos resbaló. Toca alargar la agonía, lo que posiblemente hará que disfrutemos mucho más el ascenso en caso de conseguirlo.

A los amantes de la estadística os pido una cosa, el Huesca está en primera, repasad su camino para ascender a segunda y cuando lo leáis decidme si no os hace sacar una sonrisita, jeje. ¿Vuelves a creer verdad? Pues de eso se trata … De tener más moral que nuestro equipo fetiche.

Buenas tardes efesistas!! Sólo quiero que dentro de 15 días el Cartagonova sea un hervidero y haga mucho calor!

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Butaca Libre

cmvc970x90