Conecta con nosotros
logo

Butaca Libre

Nos vemos pronto, pulpo

Nos vemos pronto, pulpo

 

Sergio Jiménez, celebrando su último gol con la albinegra, que supuso la victoria por 1-0 ante el Badajoz (FOTO: Antonio Gil / AGM / LaVerdad)

Hoy nos ha dicho adiós el último supervivientes de Las Palmas, el último cartagenero que logró hacerse un hueco en el equipo referencia de su ciudad sin tener que emigrar antes, el llamado a ser el sucesor del ‘capi’ Mariano Sánchez. En la vida las cosas no siempre salen como esperas, mucho menos en el fútbol, donde 30 segundos pueden cambiar tu vida por completo. Jiménez estaba llamado a hacer cosas grandes en Cartagena, pero de momento, le tocará esperar.

Por todos es sabido lo difícil que ha sido en esta ciudad hacerse un hueco llegando desde el filial. Hubo una buena generación en la campaña 2010/2011, cuando un Cartagena-La Unión con nombres propios como Carlos Molina, Aridane, Bidari, Álvaro Muñiz, Carlos Rodríguez, Dani Gómez o Arturo, estuvo cerca de hacer la épica llevando al filial cartagenero a 2ºB, sin embargo un humilde CF Montañesa acabó con sus aspiraciones. Salvo Carlos Molina (y más tarde Arturo) ninguno se quedó en la 1ª plantilla. Un par de años más tarde, apareció otra hornada de renombre, Dani Ruiz, Juan Antonio Ros, Dani Nadal y el propio Sergio Jiménez eran los más destacados.

Sergio en la salvación agónica en el Anexo de Gran Canaria, en la temporada que tuvo que hacerse un hombre a marchas forzadas (FOTO: Laura Santa – VAVEL)

En el verano de 2013, Sergio se convertía en una realidad y firmaba un contrato de 3 años de duración con el FC Cartagena. Tevenet le dio la oportunidad de debutar en 2ºB en la primera jornada del curso 13/14, donde sumó sus primeros 90′ (aunque ya había tenido minutos en 2012, en la Copa Federación), que fueron tan buenos que le permitieron repetir titularidad en la 2ª jornada. Las cosas se iban a torcer pronto, ya que en septiembre caía lesionado de gravedad, con una rotura en el menisco derecho. Jiménez volvió 5 meses después, pero el equipo de Tevenet ya había encauzado el camino hacia los PlayOffs, por lo que la participación del pivote cartagenero en la recta final de campeonato fue testimonial.

El año siguiente, de nuevo en 2ºB, fue clave en la carrera de Sergio.  Con apenas 21 años, tuvo que madurar a la fuerza, erigiéndose como uno de los pocos estandartes del equipo que nos intentaban hacer creer en la salvación durante el esperpento de temporada que vivimos mientras que los dirigentes de Sporto Gol estuvieron a los mandos de la nave albinegra.

Se consiguió la salvación, a la épica (no podía ser de otra forma) en Las Palmas, el FC Cartagena volvió a nacer un 31 de mayo de 2015 y con un renovado a la par que esperanzador proyecto con Paco Belmonte dirigiendo el cotarro. Sergio Jiménez era otro jugador, mejorado a marchas forzadas y con galones, a la par afrontaba su última temporada con contrato, mejor rodeado y con aspiraciones de llegar al fútbol profesional. El joven de Los Belones era una pieza clave en este proyecto, pero su juego seguía evolucionando y era cuestión de tiempo que llegase una oferta de Segunda División. Aún con eso, Belmonte y Breis se vistieron de Reyes Magos y el 5 de enero anunciaron la renovación del cartagenero hasta 2019.

La 2015/2016 no fue tan buena como se esperaba, Víctor no trajo buenos resultados y a Monteagudo le faltaron unas jornadas para acabar colando al Efesé en PlayOffs. Aún con eso, el nivel de Sergio Jiménez fue superlativo, lo que le sirvió para ganar el premio a jugador del año que entrega la FPFCCT anualmente.

Iba a ser en la siguiente campaña cuando empezó el calvario, sufrió varias lesiones de rodilla, de las que no se recuperó correctamente. No estaba en condiciones de jugar, forzó y acabó agravando el problema, lo que le costó bajar notablemente su participación, con un total de 26 apariciones, aunque le dio tiempo a alcanzar el centenar de partidos con la albinegra con apenas 23 años, finalmente llegó en buena forma a PlayOffs e incluso fue clave para alcanzar la 2ª Ronda, gracias a su gol en El Collao, descorchó la eliminatoria ante el Alcoyano.

Por desgracia, el Cartagena cayó ante el Barça B en una eliminatoria en la que no fue inferior, por lo que tocaba vivir otra temporada en Segunda B. El equipo albinegro se reforzó mejor que nunca desde la llegada de B&B, firmando a varios jugadores de categoría superior y aumentando la competencia en varias posiciones. Una de ellas fue el mediocampo, aterrizó Miguel Ángel Cordero, un veterano de 2ª División que se adaptó a las mil maravillas al puesto de pivote defensivo, su alto nivel desplazó a Sergio Jiménez al banquillo. El cartagenero, a pesar de que fue respetado por las lesiones, dio guerra pero no fue suficiente para recuperar la posición. 

Hace un par de semanas, Belmonte comunicaba la sorprendente decisión de que el FC Cartagena no iba a contar con Sergio Jiménez, una decisión dura pero meditada por el órgano directivo. Entre las lesiones y la salvaje competencia, daba la sensación de que el cartagenero se había estancado en su nivel, sin dar un paso adelante.

Le tocará hacerlo en El Ejido, que hace unos minutos oficializaba su contratación. El equipo andaluz, con este refuerzo, se mete de lleno en las quinielas de los equipos que aspiran a hacer PlayOffs este curso. Sergio Jiménez, un pivote defensivo moderno, con virtudes como su posicionamiento, su gran capacidad de robar balones y su técnica a pesar de tratarse de un jugador espigado (1’87m) al que si le respetan las lesiones, podrá volver a dar su mejor versión, sin tener tantos focos encima como los tenía en el Cartagonova. El Ejido ha ganado unos miles de seguidores con la incorporación de Jiménez, al que la afición cartagenera quiere ver triunfar en su nuevo club.

Nos vemos pronto, y a ser posible, en cotas superiores, pulpo.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Butaca Libre

cmvc970x90