¡Mi CAPITÁN!

¡OH, CAPITÁN! , ¡MI CAPITÁN!

¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán! es un poema de Walt Whitman, escrito en homenaje a Abraham Lincoln, presidente de EE.UU., después de su asesinato en 1865. Se publicó por primera vez el mismo año en un apéndice adjunto a la última versión de Hojas de hierba, su obra maestra.​

 

¡Oh, capitán!, ¡mi capitán!, nuestro espantoso viaje ha terminado.

La nave ha salvado todos los escollos.

Hemos ganado el premio que anhelábamos.

 

Así comienza dicho poema. Pero para nada el viaje de Cordero ha sido espantoso, en su andadura por el FC. Cartagena.

Pero he de decir, que siento, que se ha cometido un asesinato futbolístico con él, durante esta anhelada vuelta a Segunda. Y como decía mi amigo y compañero Raúl (@dragonpat) en uno de sus artículos de opinión, algo y alguien me ha fallado con Cordero. 

No entiendo los motivos, ni lograré entenderlos nunca, es sólo fútbol, pero que Cordero no haya tenido ni un minuto en la vuelta a Segunda, no tiene lógica alguna. Pero bueno es día de despedidas y no de echar cosas en cara a alguno o algunos.

Sólo puedo decir que me siento orgulloso de haber podido ver a Cordero con el brazalete de capitán en el Efesé. Guardaré siempre en mi memoria sus lágrimas en Majadahonda, su partido contra el Castilla en la remontada del Cartagonova y recordaré siempre que era el capitán del equipo del ascenso, en el año 2020. 

Pero como este 2020 ha tenido tantas cosas ilógicas, pues no haber visto al capitán portando el  brazalete, por campos de Segunda, será otra de esas cosas que tendremos que recordar durante muchos años.

Sólo puedo estar agradecido como aficionado, ya que ante esta situación tan rara, ha demostrado ser un profesional de la cabeza a los piés, no levantando la voz, ni él, ni ningún familiar. Algo que en los tiempos que corren es algo difícil y que habla aún mejor de lo que es Cordero en el Cartagena. Pasarán muchos directivos, entrenadores y jugadores, pero pronto serán olvidados. De tí, no nos olvidaremos capitán. No sólo por los logros conseguidos, sino por haber sido un cartagenero más desde tu llegada. Por haber publicitado esta Ciudad incluso más que algunos políticos que cobran muy bien de ella.

Toca despedirse, espero que con una rueda de prensa … y no como uno más saliendo por la puerta de atrás. El motivo es simple, debes despedirte diciendo “hasta pronto”, un hombre de fútbol y tu trayectoria, merece eso y más. Y Cartagena nunca olvida a sus héroes.

Sólo espero volver a verte en unos años, ya sea como director deportivo o como entrenador de las bases o del equipo senior.

¡OH, CAPITÁN! , ¡MI CAPITÁN! TU FÚTBOL A OTRO PUERTO PARECE HABER LLEGADO.

Sobre Butaca Libre

Comprobar también

El respetable

El respetable

Hace tiempo que llevo escuchando,leyendo en medios de comunicación, a entrenadores y a directivos del …

Borja Jiménez

El fútbol no entiende de filosofía, pero sí de números

Comienza a agotarse el crédito al míster del FC Cartagena, Borja Jiménez. Y no lo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!