Conecta con nosotros
logo

Jimbee Cartagena FS

¿Qué fue de… Toni?

WhatsApp Image 2020 04 29 at 12.54.14

Rememorando a los viejos rockeros del ascenso del 98, hoy toca el turno de un joven cartagenero que lucía el siete a la espalda.  Con sus llamativas zapatillas amarillas y con el objetivo de taladrar la porteria contraria entre ceja y ceja, se ganó el cariño de la hinchada de la bombonera que lo bautizó con el cariñoso mote de «ToniGol».

Es extraño que un jugador de la tierra tenga el reconocimiento de la grada, y más viniendo de una afición tan exigente como la del deporte cartagenero,  si además le sumamos que debía de ser uno de los responsables de asumir el rol de «killer» dentro del equipo, la cosa se complica mucho mas aún, pero Toni a base de esfuerzo y trabajo se ganó el beneplácito de la grada. Durante cinco años defendió la elástica cartagenera, dos en la división de plata y tres en división de honor hasta la finalización de su contrato en la temporada 2000/2001, en la que ya no disfrutó de los minutos deseados por la calidad de los fichajes que llegaron en su posición. Once goles en división de honor, (siete en su primera temporada y cuatro en la segunda), y casi 20 en plata, lo avalan como un gran goleador. Para finalizar su carrera futbolística disfrutó de su experiencia en otros equipos como El Ejido, Mazarrón y Roldán con los que también consiguió ascensos en categorías de menor nivel.

¿Qué recuerdo tienes de tu etapa en Cartagena?

El ascenso a División de Honor en Móstoles con un equipo de seis cartageneros fue algo realmente extraordinario e impensable. Ver a la afición volcada con el equipo y como se llenaba la Bombonera partido tras partido, hacen que a día de hoy se me sigan poniendo los pelos de punta. Fue increíble como se volcó la ciudad con nosotros.

¿Mejor jugador con el que has compartido vestuario en tu etapa en Cartagena?

He estado con grandísimos jugadores pero el jugador que más me sorprendió fue el brasileño Cecilio, hacía cosas increíbles.

¿Un jugador ejemplar dentro y fuera de la pista?

Javi Matía, gran profesional, buenísimo como futbolista y con una excelente trayectoria.

¿Cúal fue la mayor decepción deportiva?

No conseguir el ascenso en el año 97 en Jaén. Era una plantilla 90% cartagenera sin ninguna experiencia en primera división y muy poca en plata. El salario que percibíamos en aquella época lo utilizábamos para pagar la gasolina y así poder desplazarnos a los partidos y si sobraba algo, nos comprobamos unas zapatillas. Pero nadie nos ganaba en ilusión y lucha dentro de la pista. En ese partido que perdimos en Jaén se desplazaron cerca de 200 personas para darnos aliento desde la grada y no se lo pudimos recompensar. Hubo muchísimas lágrimas en el vestuario, pero ese día nos unió mucho más para seguir peleando por el ascenso, y una temporada más tarde, con algunos retoques en la plantilla, lo conseguimos.

¿Qué gol recuerdas con especial cariño?

Recuerdo en División de Honor marcarle dos goles a Jesús Clavería en el Parque Torrejón de Ardoz. En aquella época estaba reconocido como el mejor portero del mundo, siendo internacional con la selección española. Además esos dos goles sirvieron para empatar el partido y poder rascar un punto, algo que era prácticamente impensable viendo las diferencias entre el Inter y nosotros.

¿Con qué jugador es el que más te has reído compartiendo vestuario?

Destacaría a Paquito. Ha sido con uno de los jugadores con el que más me he reído dentro del vestuario.

¿Cúal ha sido el rival  más “odiado” al que te has enfrentado?

No tengo ninguno.

¿Cúal ha sido el mejor rival al que te has enfrentado?

Destacaría a tres jugadores. Vicentín, Paulo Roberto y el mago Alemao.

¿Quién era tu ídolo en tu etapa de jugador?

Siempre me fijaba en Daniel Ibañes, Javi Rodriguez y Vicentín. Que buenos eran.

¿Quién es el mejor jugador para tí actualmente?

Ricardinho y Ferrao son determinantes tanto en sus clubes como en las selecciones y están un escalón por encima del resto.

¿A qué te dedicas actualmente?

Aprobé la oposición de Policía Local en Cartagena, y trabajo con mucho orgullo de ello. Además durante catorce años entrené una escuela de fútbol sala en el colegio Gabriela Mistral de la Barriada Hispanoamérica. Actualmente dedico la mayor parte de mi tiempo a disfrutar de mis hijas y mi mujer, e intento compatibilizarlo con el deporte, donde sigo echando pachangas de fútbol sala, y suelo participar en las diferentes carreras populares que se organizan en la ciudad.

 

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Jimbee Cartagena FS

logo