Conecta con nosotros
logo

Butaca Libre

Un máster

Un máster

Palabra de moda que nos lleva a la conclusión del excelente funcionamiento de nuestro querido país. A los culpables nunca se les cae la cara de vergüenza, no la tienen, y el sistema permite que los políticos puedan tocar la tecla correspondiente para su beneficio propio sin importarles las consecuencias.

¿Qué tiene que ver con el fútbol? Hoy hablaremos del Máster de la afición. Es imposible analizar a la afición de Cartagena, así que ya he terminado mi columna. Es posible analizar a la afición de Cartagena, así que podemos empezar el Máster. Nadie me ha titulado para hacerlo y puede que todo sea mentira y esté falseado, pero por probar no pasa nada.

¿Qué hace que una temporada muy buena se convierta en tragedia con cada gol del equipo contrario? Vosotros sabréis: tenéis el derecho a quejaros de todo por pagar una entrada. Es un argumento pobre y caduco, pero funciona. ¿Qué hace que un equipo que ha estado casi siempre por encima de los candidatos al ascenso, Extremadura, Murcia y UCAM, reciba tantas críticas? Vosotros sabréis: tenéis el derecho a quejaros. ¿Por qué se valora más lo que hacen otros equipos en peor situación? Vosotros sabréis: nunca valoramos lo que tenemos en casa. ¿Por qué un proyecto sólido, con un entrenador a la cabeza, se quiere destruir semana sí y otra también? Vosotros sabréis: la inestabilidad de toda la vida, que siempre nos ha dejado en la cuneta nos gusta más. ¿Por qué tenemos la sensación de que si el equipo asciende el año que viene pasará lo mismo? Vosotros sabréis, es lo que os hace disfrutar.

Ayer, con la vuelta al liderato, recuerdo que no es la primera vez en toda la temporada, aunque lo parezca, y cuando se ha estado antes se ha podido leer que no importaba serlo en dicho momento, se publicó la mejor foto de toda la temporada: equipo y afición, juntos, celebrando la victoria. ¿Por qué es una imagen tan maravillosa? Porque no se suele ver en Cartagena. Siempre hay un ‘pero…’, una crítica, una búsqueda del fallo, del error, un Máster en fútbol sin titulación. Ahí está el problema.

¿Van a marcar los rivales? ¡Sí!

¿Vamos a ganar todos los partidos? ¡No!

¿Vamos a tener partidos mejores y peores? ¡Es de primero de cajón!

¿Van a fallar pases los jugadores? ¡Todos!

Ayer se volvió a hablar de tragedia. De 93’, ¿Cuántos estuvo el equipo por debajo en el marcador? Cero. Cero patatero. Tres minutos con empate a cero y tres más con empate a uno. Lo gracioso fue que no dio mucho tiempo, entre el empate y el gol de la victoria, para volver a machacar al equipo, aunque se intentó. ¿Por qué? Porque el Máster en fútbol se activa de inmediato. El liderato no se alcanzó ayer. El liderato es un trabajo de todo el año, trabajo que empieza en los fichajes, pasa por el entrenador y termina en los jugadores y la afición. Y la afición tiene la obligación de responder en los momentos de bajón. Y el bajón no es un gol rival en la jornada 12, el bajón es no estar peleando por el objetivo durante toda la temporada y ahí es donde la gente claramente se equivoca.

Conclusión: ni los positivos vamos a cambiar ni los negativos tampoco, así que todo lo que habéis leído no sirve para nada. La cuestión es vernos en Segunda para hacer lo mismo, ya que será más divertido que en la ruina de la Segunda B…

2 Comentarios

2 Comments

  1. Herrero

    22 abril, 2018 a 14:51

    Otro con pluma de oro. No estoy de acuerdo, pero mola leer cosas así.

    • Seniso

      22 abril, 2018 a 16:49

      Sigo llorando de la emoción de leer algo tan bien escrito.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Butaca Libre

cmvc970x90