Conecta con nosotros
logo

Opinión

Vergüenza

Vergüenza. Sofoco, bochorno, humillación, deshonra, vilipendio… cualquier sinónimo sería válido para titular este artículo pero he elegido vergüenza porque es lo que sentí al irme prematuramente a la cama recordando el mal trago pasado anoche en el Cartagonova. Vergüenza de ver el espectáculo en el césped y el espectáculo en la grada. No sé por dónde empezar, así que lo haré por lo que sucedió cronológicamente.

No se puede consentir lo que hicieron los futbolistas del FC Cartagena frente al Betis Deportivo. No vale como excusa que teníamos bajas y que no había mediocentros. Contra un rival tan joven y que también tenía bastantes bajas, no hay lugar a la excusa. Con un centro del campo hacia delante con Cristo, Kuki, Hugo, Álvaro y Aketxe no encuentro la razón por la que no se domina el juego y se apabulla al contrario. Desde el minuto 1 se vio que la tarde no iba a terminar bien, con ese gol tempranero de los béticos. A estos jugadores hay que recordarles que están en un equipo top de la categoría, que juegan en un campo 5 estrellas de la categoría y que sus dirigentes (a saber lo que sentirían ellos), esos que les pagan incluso por adelantado, están haciendo todo lo posible para que su situación sea top dentro de la categoría. Hay que tener amor propio, honrar la camiseta y el escudo que representa a una ciudad trimilenaria y tomarte en serio un partido antes 7.000 personas. Y eso no lo hicieron ayer los futbolistas sobre el terreno de juego. Y eso es reprochable y seguro que su reprimenda se llevarán. Hay futbolistas que ha quedado demostrado que no son válidos para vestir la blanquinegra y seguro que el partido de ayer marcará a más de uno en el mercado invernal.




Se están dando todos los pasos necesarios para volver al fútbol profesional. Pero hay uno que no termina de cuajar: la afición. No puede ser que se repita de nuevo los pitos y abucheos a nuestros jugadores, al entrenador, a los cambios, a Belmonte….No los comparto de normal, pues mucho menos yendo líderes. Pero el bochorno y sonrojo mayor de la noche fue ver celebrar y festejar, con sorna, los dos últimos goles del equipo visitante. Equipo visitante que está humillando a mi equipo y que haya gente celebrándolo. Critíquenme, llámenme palmero, pero yo no lo entiendo, ni mucho menos lo comparto.

En fin, me temo que el partido de ayer va a ser un punto de inflexión de la temporada. Me temo que a peor, que no se le va a consentir nada a Monteagudo, como se vio ayer con el cambio, y que mucho cambia la cosa o este año tampoco va a ser el de la alegría a final de temporada.

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión

logo