Conecta con nosotros
logo

Opinión

Vuelta al pozo

Vuelta al pozo

No te lo voy a negar. Mientras subía el puente del Cartagonova el pasado sábado se me vino a la cabeza todo lo ocurrido al final de la pasada temporada. Y seguro que a más de uno le pasó lo mismo. No sólo el minuto 97. También el gol de falta del Rayo. La mano salvadora de Pau con De Frutos. Las ocasiones erradas. El gol anulado -por fuera de juego inexistente- a Aketxe frente al Extremadura. Y así, un sinfín de flashes me invadieron.Hasta que llegué a lo alto del puente, vi el estadio desde fuera iluminado y me salió la sonrisilla. Esa que te sale cuando tienes una mezcla entre alegría y resignación.Alegría de ver de nuevo los colores albinegros lucir en el Cartagonova y de resignación cuando recuerdas que vuelves a estar, otro año más, en este maldito pozo de la Segunda B.

De todas formas, uno intenta sobrellevar el lastre este como puede. Las heridas van cicatrizando -cosa de relamérmelas a diario- y poco a poco pues uno se ilusiona con esta nueva temporada. El trabajo de Belmonte y Breis durante el verano también ayuda. El problema fue al entrar al campo y vi que la cosa seguía más o menos igual que la pasada temporada. El típico fútbol de Segunda B, los comepipas, los quemasangres… todo en su sitio. Supongo que sabrás de lo que te hablo. Eso sí, los jugadores lucían mejor que nunca. Será porque están ilusionados aunque las nuevas equipaciones también ayudan. Yo ya empezaba a motivarme un poco. Pero como decía, todo seguía prácticamente igual…salvo mi equipo.

Mi efesé estuvo irreconocible. Y no hay nada más duro que eso. Ya me pareció extraño el once inicial. Y supongo que como a mi, a muchos más. Ayala no convocado, Elady sin el transfer internacional… Bueno, a ver cómo sale pensé yo. El balón echó a rodar y el equipo no me ayudó. Hubo demasiadas imprecisiones. Los jugadores de la línea de atrás no encontraban a quién echarle el balón para empezar la jugada. En demasiadas ocasiones pecaron de jugar con el portero en vez de mirar hacia delante. Nadie tomaba la voz cantante del equipo. Además, hubo varios despistes defensivos y faltó contundencia sin balón. El equipo estuvo agazapado en su propia portería con la línea defensiva demasiado atrás. El equipo estaba partido en dos con un inexistente mediocampo.

Por suerte, la imagen del equipo tras el descanso fue totalmente diferente. A pesar de la derrota, la segunda parte me dejó mucho mejor sabor de boca. Más volcado en ataque y merodeando continuamente el área rival. Me gustó ver al chaval, Carrillo, como quería tirar del carro. El instinto de Fito Miranda. El liderazgo de Aketxe. La clase de Santi Jara. La presencia de Cordero llevando la manija del juego de nuevo. Lo mejor de todo es que se ve que el equipo tiene capacidad -la calidad de los jugadores es innegable- y que el fútbol nos da una nueva oportunidad de redimirnos de esta derrota el próximo fin de semana frente al Don Benito. Partido en el que, esta vez si, espero que el FC Cartagena se parezca más a lo que nos tenía acostumbrados hasta hace no mucho. No sólo al fin, sino también al cómo. La segunda parte frente al Granaba B -y no la primera- me invitan a ser optimista. Solo es cuestión de unos pocos retoques y confío en que las cosas cambiarán a mejor… ¡EFESÉ!

Pincha para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Opinión

cmvc970x90